Cuánto necesitas facturar en tu negocio online para vivir, en lugar de sobrevivir

Cuanto facturar en negocio online

No son pocos los clientes que me dicen que se “conforman” con ganar 1.000 – 2.000 euros con su negocio. Da igual que sea un negocio físico o un negocio digital. Todos, absolutamente todos cuando arrancamos pensamos que si facturo 2.000 euros son íntegros para mí. Que entran en el banco y ya puedo comenzar a gastar.

Ostias son 2.000 euros. Eso cuesta ganarlo con el típico trabajo por cuenta ajena. Sobre todo, cuando ser mileurista parece un logro.

Y… ¿cuándo llegan los problemas?

Pues el primer problema surge cuando llevas tres meses ganando entre esos mágicos 2.000 euros facturado, cuasi imposibles de alcanzar cuando trabajas por cuenta ajena, pero luego llega la maravillosa declaración trimestral de IVA.

Y te encuentras con que has facturado 2.000 euros al mes durante 3 meses. En total 6.000 euros. Y te toca pagar el IVA. Es decir, el 21% en España. Tendrás que pagar 1.260 euros.

En definitiva, no lo has visto venir y esos 2.000 euros al mes que tanto te alegraban, que tanto te ha costado ganar; se han quedado en 1.580 euros.

Bueno, tampoco está mal pensarás ¿Verdad?

El siguiente problema importante viene cuando tienes que presentar tu declaración de la renta. ¿Porqué? Pues porque, por experiencia, no contamos con esto. Y también nos pega un buen susto.

Y podemos seguir, pero te lo voy a detallar mejor algo más adelante.

¿Cuál es el porcentaje de beneficio de un negocio online?

Ahora estarás pensando que esto a qué viene. Si tu lo que quieres saber es cuanto tienes que facturar ¿No?

Pues de tu porcentaje de beneficio saldrá lo que necesitas facturar para poder vivir bien. Efectivamente, una tienda tiene mas claro cuál es ese porcentaje pues es algo que deben incrementar a los productos que compran cuando van a vender. Por ejemplo, unas zapatillas me cuestan 100 euros y para venderlas si quiero ganar algo tengo que venderlas mas caras. Pongamos que las vendo a 120 euros. Esto será un 20% de beneficio ¿No?

Craso error. ¿No vas a hacer publicidad para que te compren más? ¿No tienes que pagar unas estanterías donde guardar las zapatillas hasta que las vendes? ¿No tienes que enviar las zapatillas al cliente?

Cómo ves, no es tan fácil.

Si restando todos esos gastos finalmente tu beneficio es de un 10% en lugar de un 20% como parecía al principio. Necesitarás facturar 10.000 euros para que finalmente puedas coger 1.000 para hacer la compra de casa, puedas pagar tu hipoteca o irte al cine.

Quizás estas leyendo esto y no tienes productos físicos. Tu vendes formación, servicios de coaching o incluso un producto donde no tienes la referencia del precio de compra.

¿Cuál será entonces tu porcentaje de beneficio?

Pues cuando lleves un tiempo “de rodaje” lo tendrás mas claro. Pero te recomiendo que, al inicio, cuando aun no tienes ninguna referencia, asumas que tu porcentaje de beneficio es del 20%.

Pero ¿Por qué el 20%? Porque este porcentaje te garantizará que tu negocio se mantiene sano.

Y tú que pensabas que todo lo que estabas ganando era para ti. Siento ser yo el que te abra los ojos y te diga estas cosas.

Sé que ahora mismo estarás pensando, ¿pero qué hago entonces con el otro 80%?

Debes tener varias partidas de gasto, para no llevarte sustos en tu negocio online.

Qué gastos debes tener en cuenta en tu negocio online (para que no haya sorpresas)

Como ya te he dicho, todo lo que factures no será para ti. Tenemos que empezar a hacer pequeños montoncitos, o no tan pequeños según el caso.

¿A donde va a parar lo que tu ingresas en tu negocio online?

Pues de tu facturación mensual tenemos que hacer varias partidas de gasto:

  • Por un lado, lo primero es descontar los impuestos directos, el famoso IVA. Es decir, un montoncito del 21% (en el caso de España). Esto supone que de los 5.000 euros que habíamos supuesto como facturación “mínima” ya nos quedan solo 3.950 euros.
  • Otro impuesto muy chulo, el IRPF, que según Debitoor los autónomos tenemos que pagar un 15% del total de facturación, eso serían otros 750 euros. Bajamos hasta los 3.200.
  • Seguramente también inviertes en publicidad online (Facebook Ads, Google Ads, etc.) pues como mínimo invertirás unos 10 euros diarios, y puede que en momentos clave, des un empujón e inviertas más. ¿Ponemos una media de 15 euros diarios? ¿No es demasiado verdad? Pues el total es de 450 euros al mes. Es decir, que solo nos quedan 2.750 euros.
  • También tenemos gastos típicos de un negocio online (hosting, dominios, herramienta de email marketing, algún plugin que necesites, etc.). ¿Ves lógico que dediquemos un mínimo de 200 euros al mes en esta partida que llamaremos herramientas? Ahora nos quedan 2.550 euros de lo facturado.
  • ¿Recuerdas el pago de tu cuota de autónomo? Incluyámoslo aquí también, ¿pagas unos 300 euros verdad? Pues ya nos quedan 2.250 euros.
  • Seguro que te gusta hacer algunas formaciones, comprar algunos libros, etc. para estar más preparado, para conocer técnicas nuevas… ¿Te parece si dedicamos 300 euros al mes a formación? Ya vamos por 1.950 euros de lo facturado.
  • Y seguro que también asistes a algún evento de vez en cuando, para hacer algo de networking que “dicen que funciona”. Esto conlleva la entrada al evento, pongamos 200 euros. El transporte ¿100 euros más? El alojamiento, seguro que mínimo 150 euros. Y también comer fuera de casa, unos 50 euros. En total, cada vez que vas a un evento, gastas una media de 500 euros. Pongamos que, a lo largo del año, vas a un evento cada 2 meses. Nos deja un gasto mensual de 250 euros. Nos quedan solo 1.700 euros.
  • También puedes incluir los gastos típicos de cualquier negocio; luz, agua, internet, teléfono, quizás un coworking… Pongamos aquí un montoncito de 200 euros. Bajamos a 1.500 euros.
  • Quizás necesites algún profesional que te ayude con algo (diseño, copy, funnels, SEO, Ads, etc.) Podemos dedicar otra partida de 400 euros al mes para esto. Ya nos quedamos solo con 1.100 euros.

Que conste que no quiero hundirte, que es lo que suele pasar al ver la realidad de estos números. Simplemente quiero que seas consciente de lo que tienes que generar, para tener un “sueldo” mileurista. Ten en cuenta que tienes un negocio. Que tienes que generar beneficio para poder mantener a tu familia o simplemente para poder ir al cine y no tener que robarle las palomitas al del asiento de al lado.

Miremos al futuro

Te acabo de contar a lo que debes aspirar cuando comienzas con tu negocio online, pero ¿y cuándo ya superes esos 10.000 euros?

Pues te recomiendo que comiences a pasar tu sueldo como uno de los montoncitos de gasto. Es decir, que el 20% de beneficio se quede como fondo de reserva o ahorro para el negocio. De nuevo, te preguntarás por qué ¿verdad?

Es fácil, de esta forma tu negocio irá ahorrando por un lado a la vez que tú también puedes ir ahorrando en tus finanzas personales. Y esto te permitirá hacer inversiones, quizás poder contratar nuevo personal que te eche una mano, etc. Es la forma de ir escalando tu negocio de una manera sostenible e ir aumentando tus capacidades y las de tu negocio para poder atender y ayudar a más clientes, poder mejorar tus servicios y aumentar la satisfacción de tus clientes.

Así, casi sin pensarlo, casi sin quererlo entrarás en una espiral constructiva donde tu negocio va retroalimentándose de forma positiva, aumentando un crecimiento sano y sostenido. Y estarás preparado para cualquier imprevisto.

¿Sabes por que te cuento todo esto?

Quiero que tengas una visión realista de tu negocio online. Es muy lógico que el primer mes de tu negocio no factures 5.000 euros. Quizás no llegues ni a facturar 1.000 y es totalmente normal. Pero el error más grande que solemos cometer todos cuando arrancamos un negocio es que parece que “nos conformamos” cuando ya facturamos 2.000 euros.

Y facturando 2.000 euros solo sobrevives, y a duras penas. Pues la mitad de lo que facturas se lo quedará el estado, y la otra mitad se quedará en el negocio. Y tú ¿Qué te llevas?

¿Habías tenido estos gastos en cuenta? ¿Crees que me he olvidado de alguno importante?

Cuéntamelo en los comentarios.

Antonio Ortega

Soy un apasionado de la tecnología, del cine de superheroes y del helado. Me encantan los retos, soy un enamorado del marketing digital y además me encanta la relación entre las personas. El mix perfecto para que me haya vuelto loco con los funnels :)

>
80 Compartir
Compartir80
Twittear
Compartir
WhatsApp
Email